BÉLGICA

BÉLGICA

El derecho de asilo en el corazón de Europa

Descarga el informe completo aquí

TÉLÈCHARGER VERSION FRANÇAIS

 

Entre finales de 2017 y principios de 2018, Bélgica, sede de las principales instituciones europeas, ha llevado a cabo una reforma integral de su legislación de inmigración y de acogida con el objetivo de trasponer la normativa europea. Esta reforma ha dado lugar a una importante rebaja de las garantías y los estándares mínimos de su sistema de protección internacional. Además, el país se ha convertido en país de tránsito para muchas personas solicitantes de asilo que ambicionan llegar al Reino Unido tras haber visto rechazada su solicitud en países como Francia, Holanda o Alemania.

  • El organismo público encargado del examen y la decisión sobre las solicitudes de protección internacional realizadas en Bélgica, es independiente del Gobierno, además de ser diferente de la institución que se ocupa del registro de las solicitudes. Esto permite que la toma de decisiones no se vea afectada por los vaivenes políticos.
  • Si bien el sistema de protección internacional de Bélgica se ha visto presionado por la afluencia de solicitudes en 2015, el organismo encargado del examen de las solicitudes, independiente del Gobierno, ha logrado reconfigurarse para reducir el stock de solicitudes pendientes de resolver.
  • En el sistema nacional de acogida existe un mecanismo de valoración y evaluación de las necesidades especiales de las personas que permite adaptar las condiciones de acogida a la situación de vulnerabilidad. En los últimos años, ha habido una mejora generalizada en la acogida de las mujeres víctimas de violencias.
  • Además, el país cuenta con un organismo público independiente dedicado a la lucha contra la trata y el tráfico de personas. Este se encuentra a cargo de un protocolo de actuación que permite a las víctimas de tráfico y/o trata obtener una protección temporal específica, siempre que colaboren con las autoridades en la identificación de las redes.
  • Las personas que llegan a las fronteras internacionales belgas sin documentación válida de entrada al país, son detenidas de forma sistemática, sin tener en cuenta la posible situación de vulnerabilidad de las mismas. La solicitud de protección internacional en frontera o en un centro de detención no garantiza la puesta en libertad.

 

Descargar análisis foda